Saltar al contenido

Quién fue Bert Hellinger y cómo descubrió las constelaciones familiares

Bert Hellinger es el creador de las Constelaciones Familiares, un método terapéutico que tocó la vida de miles de personas y cambió la forma en que muchos profesionales llevan adelante su trabajo. En este artículo miramos hacia atrás y repasamos la fantástica vida de este psicoterapeuta alemán.

bert hellinger

Bert Hellinger fue uno de los terapeutas más influyentes del último siglo. Fue sacerdote y misionero de los zulúes en Sudáfrica, así como psicoanalista, escritor, educador, terapeuta corporal y familiar. Pero es principalmente reconocido por ser el fundador de las Constelaciones Familiares. Pero antes de llegar a ese punto vamos a repasar algunos momentos de su historia personal.

Tabla de Contenidos

Los primeros años de Bert Hellinger

Imagínese entrar en sus primeros años de adolescencia en la Alemania nazi. Con miedo de decir lo que piensa por miedo a la muerte.

Debido a sus repetidas ausencias a las reuniones obligatorias de la Organización de las Juventudes Hitlerianas y su participación en una organización juvenil católica ilegal, finalmente la Gestapo lo clasificó como «sospechoso de ser un enemigo del pueblo».

Poco después, fue reclutado y obligado a lucha por una causa que despreciaba. Con tan solo 17 años se convirtió en soldado y experimentó la realidad del combate, la captura, la derrota y la vida en un campo de prisioneros de guerra en Bélgica con los aliados.

En 1945, después de tres años de combate, el joven Bert Hellinger escapó y regresó a Alemania. Inmediatamente después, ingresó en una orden religiosa católica y comenzó el largo proceso de purificación de cuerpo, mente y espíritu en el silencio, el estudio, la contemplación y la meditación.

Como muchos de esa generación, Hellinger se vio profundamente afectado por la guerra y se preguntó cómo algo como tan nefasto había podido crecer y florecer en su tierra natal.

¿Qué había salido mal y qué se podía aprender de ello?

La curiosidad de Hellinger y su impulso por poner a las personas por encima de la ideología sin importar las presiones externas o los costos, se convirtió en una de sus características. Y, con el tiempo, lo llevaría a descubrir las Constelaciones Familiares.

Una mente independiente y un espíritu curioso

Hellinger se convirtió en sacerdote católico a principios de la década de 1950, pero mantuvo su tradición de pensar de forma independiente y seguir la verdad de su corazón. Quizás era inevitable que su tiempo en el sacerdocio fuera limitado.

Terminó como misionero en Sudáfrica, trabajando con el pueblo zulú durante 16 años. Durante ese tiempo, llegó a dominar su idioma, aprendió su cultura y dirigió una gran escuela.

  • Él contaba con satisfacción que el 13 por ciento de todos los africanos negros que asistían a la universidad en Sudáfrica en ese momento habían sido estudiantes de esta única escuela misionera.
  • El proceso de dejar una cultura para vivir en otra agudizó su conciencia de la relatividad de muchos valores culturales.
  • Su peculiar habilidad para percibir sistemas en las relaciones y su interés en la comunidad humana subyacente a la diversidad cultural se hicieron evidentes durante esos años.
  • Vio que muchos rituales y costumbres zulúes tenían una estructura y función similar a los elementos de la misa católica, apuntando a experiencias humanas comunes, y experimentó con la integración de la música y los rituales zulúes en la misa.
  • El pueblo zulú le mostró el poder de la ascendencia y cómo las prácticas en torno a ella pueden ayudar a liberar a las personas de los lazos ancestrales, construir una comunidad y ayudar a crear un tejido social fuerte y saludable.
  • Hellinger se dio cuenta de que estas herramientas se habían perdido por completo dentro de la psicoterapia moderna, que se centraba casi por completo en el individuo.

Uniendo la curación ancestral con la psicoterapia

Su decisión de dejar la orden religiosa después de 25 años fue amistosa. Durante una entrevista, describió cómo gradualmente se fue dando cuenta de que ser sacerdote ya no era una expresión adecuada de su crecimiento interior.

Regresó a Alemania, comenzó una formación psicoanalítica en Viena, conoció a su futura esposa, Herta, y se casaron poco después.

El psicoanálisis sería su próxima gran influencia. Se dedicó por completo a su formación psicoanalítica, leyó las obras completas de Freud y gran parte de la otra literatura relevante.

Cuando accedió a una copia de Primal Scream de Janov quedó sorprendido y visitó al autor en los Estados Unidos, y finalmente completó un entrenamiento de nueve meses con él y su ex asistente en jefe en Los Ángeles y Denver.

La comunidad psicoanalítica de Viena estaba menos entusiasmada que él con esta forma de incluir la experiencia corporal en el proceso terapéutico, y de nuevo se enfrentó a la cuestión de lo que era más importante: la lealtad a un grupo o el amor por la verdad y la investigación.

El amor por la libre investigación ganó y la separación del psicoanálisis se hizo inevitable. Sin embargo, su habilidad en la psicoterapia basada en el cuerpo siguió siendo un elemento esencial de su trabajo mucho después de que su asociación con Janov dejara de ser fructífera.

Varias otras escuelas terapéuticas han tenido una gran influencia en su trabajo: además de la orientación fenomenológica / dialógica de la dinámica de grupo de los anglicanos, la necesidad fundamental de que los humanos se alineen con las fuerzas de la naturaleza que aprendió de los zulúes en el sur de África, el psicoanálisis que aprendió en Viena y el trabajo corporal que aprendió en América.

sophie hellinger bert hellinger

El surgimiento del trabajo de constelaciones familiares

A principios de la década de 1980, el Dr. Hellinger comenzó a integrar el proceso de reconstrucción familiar de Virginia Satir con la terapia grupal y familiar, particularmente el psicodrama de Moreno.

 Fue entonces cuando Hellinger comenzó a usar miembros del grupo para imitar un sistema familiar, el formato básico de lo que se convertiría en el trabajo de Constelaciones Familiares. 

Al trabajar con los modelos de sistemas familiares existentes, Hellinger comenzó a crear su propio enfoque distintivo, que se centró en las respuestas de los representantes con su enfoque holístico.

En otras palabras, no creía que fuera útil separar la mente y el cerebro, de la cultura, la familia, las emociones, el pensamiento y la educación, sino más bien verlos como un todo único y continuo.

Hellinger insistió en dar a los representantes muy poca información sobre los antecedentes de las personas que representaban. Él creía que igualmente podían acceder a la dinámica más profunda y potencialmente oculta de la persona a la que representaban. Este espacio de receptividad menos definido se conoció como «El campo del conocimiento» (los campos mórficos o morfogénicos de Rupert Sheldrake).

Como facilitador, Hellinger observó movimientos sutiles en el campo más que posiciones preconcebidas, y prestó atención a los impulsos y experiencias de aquellos en el campo.

Comenzó a desarrollar una teoría fundamental de su trabajo de Constelaciones Familiares llamada las Órdenes del Amor que define los patrones generales que, cuando se violan, conducen a la disonancia en un sistema familiar.

El término Constelaciones Familiares fue utilizado por primera vez por Alfred Adler en un contexto ligeramente diferente, pero Hellinger lo acuñó para describir su enfoque único en la década de 1990.

El crecimiento de las Constelaciones Familiares

El crecimiento de las Constelaciones Familiares como modalidad de curación terapéutica en Alemania y en otras partes del mundo ha sido profundo.

Actualmente hay miles de personas practicando esta terapia y cada vez hay más y más facilitadores que aprenden este trabajo todos los días.

Fallecimiento de Bert Hellinger

El 19 de septiembre de 2019, a los 93 años de edad, se confirmó el fallecimiento de Bert Hellinger, quien se encontraba acompañado de su inseparable compañera Sophie Hellinger, su segunda esposa.

“Todo lo que está vivo está incompleto y en proceso de devenir. Los muertos son completos. El anhelo de completar es, en esencia, un anhelo de muerte. Para seguir viviendo uno debe respetar lo incompleto”.Bert Hellinger

La creatividad de Bert Hellinger fue incansable. Estuvo activo hasta el final. Los últimos dos años, quizás demasiado débil para liderar grandes eventos, los pasó escribiendo su biografía, «Mi vida, mi trabajo» y otros artículos y libros.

Constelaciones familiares ahora

Muchos practicantes creen que estamos a la vanguardia de lo que es posible con este trabajo y su impacto potencial en el mundo entero.

Las Constelaciones Familiares combinan nuestra naturaleza espiritual y su poder inherente con la psicología de una manera que permite a las personas experimentar cambios profundos que cambian la vida a un ritmo drásticamente acelerado en comparación con las terapias convencionales.

La importancia de una modalidad de curación más rápida, en este momento de nuestro planeta, no puede ser exagerada.

Invítame un cafecito

¡Hola, soy Gabriel Soca! Me encanta hacer este sitio web. Pero si me invitas un cafecito, me gustaría incluso más ¿Sabes por qué? Porque deseo que en un futuro la comunicación de la espiritualidad sea mi actividad principal. Y si me invitas un cafecito, estoy a un cafecito menos de alcanzar ese objetivo.

Estemos en contacto por redes sociales

Si quieres, podemos estar en contacto por redes para conversar sobre espiritualidad e intercambiar memes o libros en PDF.


Entradas relacionadas