Saltar al contenido

Quién soy

¡Hola! Gracias por visitar mi web. Como el título de este sitio lo indica, mi nombre es Gabriel Soca. Si llegaste hasta aquí asumo que ya visitaste alguno de los artículos publicados en esta web y estás buscando algo más de información sobre quién es el autor.

gabriel soca

¡Muy bien! Voy a comenzar contándote que comunicar la espiritualidad es una actividad que está plenamente alineada con mi propósito de vida.

Simplemente me encanta. Disfruto investigar sobre estos temas y transmitir a otros aquello que aprendí, junto con mis sensaciones, percepciones y puntos de vista.

De todas formas, la historia de cómo llegué hasta aquí es un poco más larga y voy a contarte algunos detalles con mayor profundidad.

Mi interés por la comunicación comenzó temprano. A los 18 años me trasladé desde mi ciudad natal, Bahía Blanca, a Buenos Aires para estudiar una tecnicatura en Producción de Radio.

Pero en ese momento y durante más de una década ese interés estuvo relacionado con el periodismo y la política.

Trabajé como productor en varias emisoras de radio y fui redactor en medios digitales. Luego ingresé en distintos organismos públicos, en los cuales desempeñé tareas de prensa y difusión. Completé mis estudios con una Licenciatura en Comunicación Audiovisual y una Maestría en Periodismo.

Durante todo este tiempo la espiritualidad formó parte de mi vida, pero estuvo lejos de ser mi actividad principal. Mi primera aproximación fue a través de una novia, cuyos padres eran médiums.

Ella me contó historias fascinantes, que despertaron mi curiosidad. Así llegué a los libros de Brian Weiss e incluso participé de regresiones grupales a vidas pasadas. Algún tiempo después descubrí el Tarot y los Registros Akáshicos.

La importancia de tocar fondo

Fue varios años más adelante, poco después de cumplir 30, cuando entendí hasta qué punto la espiritualidad iba a ocupar un rol central en mi vida.

Una ruptura amorosa me llevó a vivir mi Noche Oscura del Alma, la etapa más dolorosa, pero a la vez más importante de mi vida.

Si bien esa crisis se produjo inmediatamente después de una separación, esa ruptura de pareja fue apenas la punta del Iceberg. Durante los meses siguientes se derrumbó el marco conceptual completo de mi vida. Me cuestioné hasta los aspectos más constitutivos de mi ser y redirigí mi vida hacia lugares bien distintos.

Esta etapa la recuerdo como el punto más bajo en una crisis existencial. Pero también como un renacimiento, una resurrección. Fue una oportunidad para elevar la percepción de la existencia.

Durante esos meses se me presentaron herramientas que tuvieron un gran impacto en mi camino y en mi sanación. Aprendí a leer mis Registros Akáshicos y a brindarme un autotratamiento de Reiki. Pero también me conecté con la meditación y aprendí a cultivar la quietud. Es decir, acallar, aunque sea un poco, el ruido de la mente para escuchar esa vocecita interna que todos tenemos, tan sabia y tan simple.

Fue durante esa etapa que comencé a conectarme de una forma mucho más profunda con mi ser esencial y entre tantas cosas que descubrí sobre mí mismo, descubrí que comunicar la espiritualidad y acompañar a otras personas en sus procesos de sanación son actividades plenamente alineadas con mi ser y mi propósito de vida.

En ese camino me encuentro. Me he convertido en un lector de textos metafísicos y espirituales. Y cada vez que puedo, escribo un artículo para publicar en esta web. También me estoy formando en diversas prácticas espirituales, con las cuales pretendo ayudar a otras personas en sus propios caminos de evolución.

Estemos en contacto por redes sociales

Si quieres, podemos estar en contacto por redes para conversar sobre espiritualidad e intercambiar memes o libros en PDF.