Saltar al contenido

Constelar a la pareja, ¿Qué beneficios tiene?

Las Constelaciones Familiares de Pareja son una alternativa rápida y efectiva para encontrar soluciones a una amplia variedad de problemas que existen en el seno de una relación amorosa. En este artículo te cuento qué son las constelaciones de pareja, para qué sirven y como pueden ayudarte a mejorar tu relación.

pareja constelaciones familiares
Tabla de Contenidos

¿Qué son las Constelaciones Familiares de pareja?

Las Constelaciones de Pareja son una metodología terapéutica que consiste en aplicar las técnicas de las Constelaciones Familiares de Bert Hellinger a las relaciones de pareja.

Este abordaje terapéutico permite revelar, transformar y resolver las dinámicas que han generado un desequilibrio en nuestro sistema familiar y que se manifiestan en nuestra vida cotidiana, afectando –entre otros aspectos- nuestra vida amorosa. 

 Las Constelaciones de Pareja se centran en analizar e interpretar el comportamiento de la pareja, revelando las dinámicas ocultas que influyen en su relación. A partir de la información que emerge, ambos cónyuges tienen la oportunidad de reflexionar y cambiar. La interpretación que ofrecen las constelaciones es muy diferente a las que ofrecen los abordajes más tradicionales. 

¿Cuál es el objetivo de constelar a la pareja?

Las Constelaciones Familiares de pareja tiene como objetivo sacar a la luz partes de nosotros que actúan influenciadas por nuestra historia familiar y que afectan la relación de pareja.

A través de la investigación de nuestras relaciones pasadas y presentes podemos explorar y tomar conciencia de los bloqueos y enredos que se originan en los modelos familiares dentro de nuestro árbol genealógico, dando lugar a aquellas situaciones en las que:

  • No podemos encontrar una persona compatible con quien construir una relación.
  • Nos sentimos solos o insatisfechos con nuestra vida amorosa.
  • No podemos dejar de lado las viejas relaciones debido a arrepentimientos o resentimientos.
  • No podemos confiar y tener intimidad con nuestra pareja.
  • Tenemos dificultades de comunicación dentro de la relación de pareja.
  • Hemos perdido alegría, el entusiasmo o la proactividad.
  • Nos cuesta compartir una sexualidad sana y plena.
  • Solemos ocuparnos de los problemas de nuestra pareja.
  • Vivimos en una relación conflictiva con la familia de nuestra pareja.
  • Experimentamos estados de ansiedad excesiva y preocupación por nuestra pareja.
  • Nos sentimos llenos de resentimiento hacia personas o situaciones del pasado.
  • Estamos en un momento de transición en nuestra vida.
  • No podemos superar un duelo, una pérdida o una separación.
  • Con frecuencia nos sentimos invadidos por nuestra pareja en nuestro espacio vital.

Terapia de Pareja Tradicional vs. Terapia de Pareja con Constelaciones

La terapia de pareja se puede realizarse a través de muchos modelos. La mayoría se enfocan en la comunicación y la expresión de sentimientos, así como en estrategias para vivir juntos de manera armoniosa. En resumen, una discusión sobre problemas, necesidades, sentimientos y expectativas y cómo la pareja puede mejorar su relación.

Pero, en muchos casos, la terapia de conversación por sí sola no resuelve los problemas más profundos que enfrentan las parejas.

Los problemas de pareja involucran comunicación, sexo, infidelidad, finanzas, confianza, parejas anteriores, hijos y familia extendida. El problema es que, aunque estas áreas pueden percibirse como problemas, a menudo son sintomáticas de disfunciones más profundas.

Si el quid de estos problemas fuera simplemente la comunicación, el comportamiento y los malentendidos, estos pueden resolverse con éxito mediante un proceso de asesoramiento. Sin embargo, si persisten problemas después de la asesoría, es probable que la terapia de conversación sea inútil.

Los problemas más profundos deben resolverse en el nivel en que surgen. Las raíces de estos a menudo residen en puntos ciegos de la mente y, a menudo, son inconscientes o forman parte de sus sistemas familiares.

Para qué sirven las constelaciones de pareja

Las constelaciones de pareja sirven para:

  • Disolver los bloqueos energéticos y las lealtades familiares vinculadas al Árbol Genealógico gracias al Enfoque Sistémico-Fenomenológico.
  • Restablecer los principios de orden, pertenencia y equilibrio dentro del sistema familiar, es decir, reconocer y honrar a todos los que nos precedieron, devolviéndoles los roles, pesos y responsabilidades que hemos asumido.
  • Identificar y eliminar los enredos que impiden una sexualidad gozosa y plena.
  • Encontrar entusiasmo, diversión, juego, satisfacción y gratificación dentro de la relación de pareja.
  • Abrirse a la posibilidad de tener una nueva relación.

Aquí hay un ejemplo real.

A una pareja le preocupaba la falta de confianza que un hombre tenía en su esposa. En la discusión se reveló que su madre le había sido infiel a su padre. El matrimonio se mantuvo intacto. Pero el niño estaba muy consciente del dolor de su padre. Por otro lado, en la familia de la esposa, el padre había se había separado de su esposa por otra mujer.

Estaba claro que la desconfianza y el dolor de la infidelidad habían sido una experiencia real para ambos sistemas familiares.

Es poco probable que la terapia cognitiva o de conversación sea lo suficientemente profunda como para resolver los factores emocionales tan profundos como para que puedan comenzar a generar más confianza entre ellos.

Las Constelaciones Familiares ayudaron a ambos miembros de la pareja a resolver los problemas de su propia familia de origen para que pudieran mirarse el uno al otro con nuevos ojos y comenzar un nuevo proceso en su relación.

Otro ejemplo verídico.

Otra pareja estaba luchando con el nivel de ira que la esposa tenía por su pareja. Había experimentado un abuso significativo por parte de su padre. Al mirar a su familia de origen a través de una Constelación Familiar, pudo reconocer, expresar y resolver la rabia que sentía por lo que había sucedido y luego pudo mirar a su esposo de una manera diferente.

Inmediatamente se dio cuenta de que su ira tenía poco que ver con su pareja y su vida juntos. Si se hubieran mantenido en una terapia de conversación tradicional o un enfoque cognitivo, bien podría haber aumentado la conciencia de la pareja, pero es poco probable que esto haya cambiado el patrón reactivo instintivo en el que estaban atrapados.

El enfoque de pareja de las Constelaciones Familiares requiere de un solo encuentro (o de unos poco, a lo sumo) en lugar de meses o años de terapias tradicionales, siendo mucho más eficiente en cuanto a costos y tiempo.

Una vez que las proyecciones de la familia de origen ya no se desarrollan entre la pareja, es posible centrarse en cada uno de sus estados mentales y emocionales, así como su conexión y comunicación.

¿Deben participar ambos integrantes de la pareja?
Una terapia de pareja con Constelaciones Familiares requiere la presencia de ambos miembros de la relación. Si participa uno solo estaríamos ante un taller de Constelaciones en la cual un participante decide “Constelar a la Pareja” o “Constelar el Amor”, lo cual tiene grandes beneficios, pero no sería exactamente una terapia de pareja.

¿Cómo se desarrolla una sesión de constelaciones familiares de pareja?

Las terapias de pareja con Constelaciones Familiares pueden tener distintas dinámicas. A continuación, describiremos una de ellas, probablemente la más extendida. Pero, cuando tengas tu propia experiencia, el facilitador no necesariamente va a seguir este esquema rigurosamente.

Al igual que en los talleres de Constelaciones Familiares, en una constelación de parejas existen tres roles: los buscadores o constelados (la pareja), un facilitador (constelador, terapeuta, experto, etc.) y otras personas no relacionadas (representantes).

El facilitador le pide a la pareja que manifieste brevemente cuál es el problema sobre el cual quieren consultar. Puede ser cualquier cosa, desde pequeñas escenas de celos hasta una situación grave de violencia.

Luego, el facilitador les pide a los cónyuges que elijan personas del grupo para que representen a su sistema familiar y que los ubiquen en algún lugar de la sala. Entonces, un participante hará del padre, otro de la madre, otro del abuelo y así. Esto se hace con los sistemas familiares de ambos miembros de la pareja.

Los representantes deben permanecer en el lugar asignado. Solo pueden mover la mirada, que puede girar en cualquier dirección.

taller constelaciones familiares

Esta “puesta en escena” saca a relucir las dinámicas existentes dentro del grupo familiar, a menudo ocultas e inconscientes. La disposición de las personas en la escena significa lo que la pareja en cuestión piensa de sí misma. La mayoría de las veces esta imagen está “alterada” o “desequilibrada”.

Los representantes entran en conexión con el campo morfogenético de la pareja y se guían por dinámicas espontáneas, sacando a la luz la experiencia emocional de personas reales o las situaciones que representan.

 Generalmente, en pocos minutos la constelación se detiene, se bloquea o se congela: es el llamado atrapamiento, en el que vemos la situación “real” del sistema familiar de la pareja. En este punto, asistimos al núcleo problemático del sistema. 

Este es el punto crucial que permite a los cónyuges sacar a la superficie los malestares inconscientes para afrontarlos y resolverlos, para volver a vivir la relación con serenidad.

Solo la visión y la conciencia de este hecho podrían ser suficientes para que los constelados deconstruyan una serie de bloqueos interiores y alcancen una nueva conciencia sobre sí mismos y su sistema; pero en general se intenta hacer un ajuste a la situación, para así ejercer un papel activo en la redefinición del sistema.

Aquí es el facilitador el que asume el papel protagónico. El constelador comienza a ajustar el orden de los participantes de una forma que pueda ser significativa para los constelador. Es decir, intenta restablecer el orden natural. El objetivo es crear una nueva imagen que represente la solución o la curación.

Al final del proceso se crea una nueva imagen, que es la que conducirá a una verdadera transformación interior de los sujetos involucrados.

Constelaciones de pareja individuales

Al igual que las Constelaciones Familiares individuales, es posible hacer constelaciones de pareja individuales. Es decir, sin la participación de representantes.

constelaciones familiares

En estos casos solo están presentes la pareja y el constelador. Para llevar adelante la terapia utilizan objetos, como muñecos, para representar el sistema familiar. Si el facilitador es una persona idónea, esta constelación puede ser tan efectiva como la descripta anteriormente.

Además, existen las constelaciones de pareja a distancia. En estos casos se utilizan plataformas digitales que permiten representan un sistema de forma virtual (como si fuera un videojuego).

 ¿En qué circunstancias es útil acudir a una constelación de pareja?

Conocer a la persona adecuada es uno de los objetivos que más nos importan. Y cuando esto sucede vivimos uno de los momentos más hermosos que la vida nos puede regalar.

Luego, en algún momento, nos damos cuenta de que ahora somos dos: dos personas diferentes, con diferentes personalidades, diferentes hábitos, diferentes gustos, a menudo diferentes intereses y diferente cultura.

Y aquí comienza la verdadera relación de pareja, con todos sus aspectos maravillosos, pero también con los grandes desafíos a los que inevitablemente conduce.

constelar la pareja constelaciones familiares

Estamos ante uno de los temas más importantes y delicados de nuestra vida y no tenemos un manual de instrucciones y ni siquiera sospechamos cuántas implicaciones esenciales se esconden detrás del encuentro entre dos personas.

Es la única relación familiar que implica una elección consciente, la única que puede tener un principio y un final para dar cabida a algo nuevo.

«La pareja, de todas las relaciones familiares, es la relación de elección por excelencia».

La terapia de pareja con Constelaciones Familiares (como sugiere la propia palabra) concierne a la pareja, entendida como una relación, y no a los individuos por separado.

Se centra exclusivamente en analizar la relación y dar una interpretación diferente de sus dificultades y los mecanismos para superarlas.

La principal razón que empuja a las parejas a participar de esta terapia es el famoso período de crisis, en el cual todo parece incomprensible e inaceptable para un miembro de la pareja, o para ambos.

Ciertamente no debemos subestimar que la pareja es dinámica y no estática, en el sentido de que está en constante evolución, cambio. Esto significa que muchas veces las parejas pueden crecer juntas y seguir encontrando estímulos en común; pero muchas veces cada uno crece en su propio camino, sintiéndose cada vez más distante de su pareja.

Gracias a la terapia de pareja con constelaciones familiares se pueden solucionar diferentes tipos de problemas. Esta terapia, de hecho, permite resolver los malentendidos que muchas veces comienzan a manifestarse sin que los mismos miembros de la pareja conozcan o comprendan el motivo real.

La Teoría detrás de las Constelaciones de Pareja

Para las Constelaciones Familiares de Bert Hellinger, la relación de pareja es una relación entre iguales. A diferencia del orden jerárquico de la familia de origen, el núcleo de la nueva familia de elección surge de la relación entre dos personas que tienen iguales derechos y deberes, igual dignidad e igual responsabilidad.

En primer lugar, la pareja es una relación entre dos adultos, que no se necesitan el uno al otro para satisfacer sus necesidades primarias de supervivencia. Por tanto, no existe un desequilibrio entre el padre que da y el hijo que recibe. En este caso, el equilibrio entre dar y recibir se crea entre los socios.

Se establece así una relación de intercambio recíproco, basado en las propias necesidades y en la capacidad de expresarlas. El intercambio puede evolucionar positivamente. Por ejemplo, si recibo un poco más de lo que pedí, y por tanto me siento estimulado a dar más a cambio.

De la misma manera el intercambio puede evolucionar en negativo, cuando recibo un poco menos de lo que pedí, y por lo tanto me inclino a dar un poco menos. A la larga, este empobrecimiento del intercambio conduce al final de la relación.

Sin embargo, el propósito principal de una relación es el crecimiento personal y el aumento de la conciencia de uno mismo y del mundo. Encontrarse en una relación de pareja constituye la búsqueda continua de un delicado equilibrio entre igualdad y diferencias, y es el resultado de un compromiso continuo entre la necesidad de separación y la de pertenencia entre los dos socios.

En las relaciones de pareja es de suma importancia percibirse a sí mismo como separado y diferente del otro, sintiéndose dentro de una relación basada en la pertenencia y la cercanía emocional. Sólo el paso de una percepción individualista del mundo a una percepción relacional permite la presencia plena del contacto con el otro y, por tanto, la autenticidad.

La separación en las Constelaciones Familiares

En este sentido, todas las relaciones están destinadas a terminar: pueden durar muchos años, o toda la vida, no es cuestión de tiempo, sino de propósito.

 Cuando he integrado completamente todo lo que el otro me pudo dar, puedo dar por terminada la relación y buscar una nueva fuente de integración. 

Pedirle a tu pareja es legítimo. Hacer un intercambio justo entre pares, para poder explorar cada vez más la mina de riquezas que una persona puede ser, es legítimo.

Llegar al límite y el agotamiento del campo no es un problema en sí mismo, es un hecho, que debe ser aceptado sin tragedia.

A veces, sin embargo, las personas evitan las relaciones íntimas por miedo al rechazo o al abandono, escapando de la posibilidad de mostrarse en sus debilidades o por miedo a perder su individualidad.

Por tanto, es común sentir el deseo y el miedo al mismo tiempo hacia la pertenencia y el vínculo: es entre estas dos polaridades donde se juega una gran parte del crecimiento individual, desde la adolescencia en adelante.

Cada uno de nosotros tiene su propia forma de ser y de estar en el mundo: apreciar el estilo de su pareja y ser capaz de juntar las diferencias son los requisitos previos para una relación satisfactoria y equilibrada. Sin embargo, lograr este equilibrio no es fácil. Principalmente cuando el delicado momento de sentirse “desnudo” frente a otro recuerda experiencias negativas de la propia historia.

Solo hay una actitud constructiva hacia una relación: poder mirar el pasado con nuevos ojos, con la confianza de poder reescribir una nueva historia, y sin miedo a reabrir viejos dolores. El Otro está con nosotros no para curar nuestras viejas heridas, sino para construir una nueva historia de cercanía y reciprocidad.

Conclusión

A menudo no buscamos ayuda en nuestra relación hasta que ha alcanzado proporciones críticas o crónicas, a pesar de que hay señales claras en el camino de que las cosas no van bien.

Las constelaciones familiares abren un camino rápido y original para superar diversos problemas relacionados con las relaciones de pareja. Nos muestran (en pocos minutos) si una pareja está funcionando bien y, si no, por qué está funcionando mal. Las constelaciones están orientadas hacia la solución y nos muestran qué podemos hacer para avanzar.

En una constelación, es posible encontrar dinámicas ocultas que afectan nuestra pareja. Podemos encontrar al antepasado al que estamos vinculados, mirarlo, honrarlo y desprendernos de su sufrimiento. En otras palabras, nos dan un impulso que permite evolucionar.

A veces creemos que somos incapaces de amar o ser amados, e incluso que somos responsables de los problemas de la vida matrimonial desequilibrada. Pero no nos damos cuenta de que solo estábamos reproduciendo un destino que no era el nuestro. Al liberarnos de ello, finalmente podemos vivir una relación de pareja a la altura de nuestras aspiraciones.

Invítame un cafecito

¡Hola, soy Gabriel Soca! Me encanta hacer este sitio web. Pero si me invitas un cafecito, me gustaría incluso más ¿Sabes por qué? Porque deseo que en un futuro la comunicación de la espiritualidad sea mi actividad principal. Y si me invitas un cafecito, estoy a un cafecito menos de alcanzar ese objetivo.

Estemos en contacto por redes sociales

Si quieres, podemos estar en contacto por redes para conversar sobre espiritualidad e intercambiar memes o libros en PDF.


Entradas relacionadas