Saltar al contenido

Así es un taller de Constelaciones Familiares grupales

En este artículo te cuento, paso a paso, como se desarrolla un taller grupal de Constelaciones Familiares: desde la planificación hasta la ejecución y seguimiento

taller constelaciones familiares

Talleres de Constelaciones Familiares grupales y presenciales

En un taller grupal de Constelaciones Familiares se reúnen un grupo de desconocidos en una misma sala o habitación. Uno de ellos es el constelador o terapeuta, mientras que los demás son los constelados o participantes.

 El número de personas que asisten a una constelación no está claramente definido, pueden ser unos pocos (4, 5 o 6) o muchos (20, 25 y hasta 30). Y no existe necesidad de que los participantes tengan experiencia ni conocimientos en la temática. 

Puede suceder que no todos los asistentes estén allí para constelarse. Algunos simplemente quieren presenciar el taller o participar activamente de las constelaciones de los demás. Eso se define previamente en diálogo con el constelador. Lo que sí está claro es que solo se constela a una persona a la vez.

Entre cada constelación, se realizan pausas para descansar y dependiendo de la cantidad de asistentes y de la dinámica prevista, los talleres pueden durar varias horas, generalmente una mañana o una tarde entera.

Los 5 pasos para realizar constelaciones familiares grupales

En un taller de constelaciones grupales hay tres roles: el buscador (constelado) que quiere resolver un problema, el facilitador (constelador o terapeuta) que dirige la sesión y otros participantes no relacionados que también podrían ser buscadores en sus sesiones.

La sesión comienza con todos los participantes sentados en círculo, excepto por el constelador; que se queda parado en el centro. El terapeuta llama al constelado, que se pone de pie y se ubica al lado suyo.

Tiempo estimado: 1 hora

  1. El problema del constelado

    taller constelaciones familiares

    El buscador tiene un problema que necesita resolver. El problema puede ser cualquier cosa: desde morderse las uñas o fumar hasta una profunda depresión.

    El constelado le cuenta brevemente su problema al facilitador. También explica lo que espera de la sesión y la solución que le gustaría encontrar.

    Luego, el terapeuta ayuda a esta persona a contar los episodios más importantes y graves que caracterizaron a su familia. Pueden ser enfermedades graves, abortos espontáneos, muertes prematuras, suicidios, etc.

  2. Representación del sistema familiar

    taller constelaciones familiares

    Tras contar su problema, el constelado elige a varias personas para que representen a su sistema familiar. Un participante hace del padre, otro de la madre, otro del abuelo y así sucesivamente. También elige un representante para sí mismo.

    El buscador los ubica en la habitación según su imagen personal. Esto debe hacerlo sin pensar demasiado, más bien siguiendo los propios instintos.

    Esta «puesta en escena» saca a relucir las dinámicas existentes dentro del grupo familiar, a menudo ocultas e inconscientes. La disposición de las personas en la escena significa lo que la persona en cuestión piensa de sí misma. La mayoría de las veces esta imagen está «alterada» o “desequilibrada”.

    Los representantes entran en conexión con el campo morfogenético del sujeto y se guían por dinámicas espontáneas, sacando a la luz la experiencia emocional de personas reales o las situaciones que representan.

    Generalmente, en pocos minutos la constelación se detiene, se bloquea o se congela: es el llamado atrapamiento, en el que vemos la situación «real» del sistema familiar del sujeto. En este punto, asistimos a la emergencia del nodo o núcleo problemático del sistema.

    Solo la visión y la conciencia de este hecho podrían ser suficientes para que el cliente deconstruya una serie de bloqueos interiores y alcance una nueva conciencia sobre sí mismo y su sistema; pero en general se intenta hacer un ajuste a la situación, para así ejercer un papel activo en la redefinición del sistema.

    Aquí es el facilitador el que asume el papel protagónico y el constelado se aleja y observa lo que sucede.

  3. Ajustes del sistema

    taller constelaciones familiares

    El facilitador comienza a ajustar el orden de los participantes de una forma que pueda ser significativa para el buscador. Es decir, intenta restablecer el orden natural. El objetivo es crear una nueva imagen que represente la solución o la curación.

    Para ello toma en cuenta una serie de factores, que incluyen el testimonio de los representantes, que comentan cuáles son los sentimientos que los atraviesan en ese preciso instante.

    A menudo, se agregan representantes adicionales para las personas que tienen un impacto en la dinámica del sistema. Cuando todos los representantes han encontrado un «buen lugar”, el constelado toma el lugar de su representante.

    En ese momento, todos permanecen quietos por un tiempo, lo que le da tiempo al buscador para conectarse con el campo morfogenético y determinar si la disposición es cierta para ellos. Si la sugerencia no le parece acertada, el facilitador puede volver a intentarlo.

    Evidentemente esto se consigue tras varios intentos y se hace hasta que todos los que participan en la actuación declaran sentirse a gusto.

  4. Fin de la constelación

    taller constelaciones familiares

    Cuando todos se sienten conformes con el orden, el facilitador puede pedir a los representantes y al constelado que pronuncien determinadas frases u oraciones o que completen ciertos rituales.

    Al final del proceso se crea una nueva imagen, que es la que conducirá a una verdadera transformación interior de los sujetos involucrados.

    Participar de un taller es una experiencia movilizadora. Uno se da cuenta enseguida de que quienes escenifican la representación sienten y se comprometen con la persona a la que representan. Es difícil explicar lo que sucede durante un taller de constelaciones familiares, porque el nivel psíquico y mental está completamente involucrado.

  5. Resolver angustias emocionales

    taller constelaciones familiares

    Una vez finalizado el ejercicio, el buscador, habiendo aprendido la fuente de su problema actual, vuelve a su vida para aprender más sobre la persona relacionada con el problema en cuestión.

    Si esa persona todavía está viva, puede conectarse con ella directamente a nivel emocional para traer sanación a la relación. Si la persona ha fallecido o no está disponible, el buscador busca otras formas de aprender sobre lo que sucedió en el pasado, para poder resolver esos problemas ancestrales persistentes.

¿Qué sienten los representantes del sistema familiar?

Se ha observado, y quienes han formado parte de una constelación grupal pueden testificar directamente, que las personas que representan a los familiares comienzan a experimentar sentimientos y emociones muy similares a los de los familiares reales.

Ninguno de los integrantes de la constelación conoce a la persona bajo análisis ni es consciente de los problemas subyacentes a su dinámica familiar, pero se refieren a la conciencia de emociones y sentimientos específicos directamente relacionados con la situación realmente vivida por la persona.

Evidentemente existe un campo energético que guía los movimientos de los representantes y les permite tener acceso a toda la información esencial.

taller constelaciones familiares
¿Cuánto dura un taller grupal de Constelaciones Familiares?
Una constelación grupal suele durar una hora o más. Se pueden agregar charlas preliminares y a veces, la creación de un genograma. El interrogatorio también requiere algo de tiempo.

Con frecuencia, las constelaciones grupales se realizan los fines de semana. Si cada constelación dura una hora y se constelan varias personas, la sesión puede durar toda una tarde.

¿Qué precio tiene un taller grupal de Constelaciones Familiares?
El precio de las constelaciones familiares es heterogéneo. Varía enormemente de un instituto a otro y de un constelador a otro. Pero, en general, es necesario destinar entre 10 y 50 USD.

También existen facilitadores que organizan retiros de fin de semana, que pueden tener precios mucho más elevados.

¿Qué pasa después de una constelación?

El período posterior a una constelación familiar a menudo se denomina «período de integración».

En los días, semanas y meses posteriores a la sesión, la forma en que el constelado se ve a sí mismo, su sentido de propósito, sus padres, su pareja o sus hijos comienzan a cambiar paulatinamente.

Durante este período de integración, el constelado puede comenzar a sentir los beneficios de la constelación. Puede ver reducciones en su ansiedad o depresión, una mejor comunicación con la familia, una sensación de claridad en su trabajo o con sus metas en la vida.

Lo que también es extraordinario es la relación simbiótica que los miembros de la familia tienen entre sí. A medida que la integración continúa, los clientes a veces informan cómo los miembros de la familia representados en la sesión también parecen estar cambiando sutilmente.

Aunque no se comprende del todo, las familias están tan profundamente conectadas que cuando un miembro de la familia pasa a una nueva posición dentro de la familia, toda la familia comienza a cambiar.

 El enfoque de una constelación es proporcionar al constelado los recursos que necesita para crear el cambio que desea para su vida. Sin embargo, los cambios simbióticos dentro de otros miembros de la familia pueden ser una sorpresa inesperada y bienvenida. 

¿Quién puede ser facilitador de un taller grupal de constelaciones familiares?

Una constelación puede tener un impacto profundo en la psique del cliente. Entonces, ¿Quién debería facilitar una constelación?

El procedimiento no tiene derechos de autor ni está patentado. En principio, cualquiera que se sienta llamado a hacerlo puede ofrecer una constelación.

De todas formas, si quieres hacer una constelación, debes tener mucho cuidado con quién hacerlo. Algunos facilitadores han asistido a un curso que ha durado unos pocos días y apenas tienen experiencia en psicología, coaching o terapia.

constelaciones familiares

En tanto, otros facilitadores están bien entrenados a través de capacitaciones regulares durante varios meses con supervisión regular y también tienen formaciones previas relacionadas con la temática.

Es importante que el facilitador esté plenamente formado, ya que las constelaciones pueden adquirir una dinámica que un líder sin experiencia no puede manejar.

A menudo, la participación en una constelación como representante ofrece la oportunidad de conocer al facilitador y ver cómo trata con los pacientes. Es necesario tener precaución cuando las promesas de curación son excesivas.

Invítame un cafecito

¡Hola, soy Gabriel Soca! Me encanta hacer este sitio web. Pero si me invitas un cafecito, me gustaría incluso más ¿Sabes por qué? Porque deseo que en un futuro la comunicación de la espiritualidad sea mi actividad principal. Y si me invitas un cafecito, estoy a un cafecito menos de alcanzar ese objetivo.

Estemos en contacto por redes sociales

Si quieres, podemos estar en contacto por redes para conversar sobre espiritualidad e intercambiar memes o libros en PDF.


Entradas relacionadas