Saltar al contenido

Qué son las hadas y cómo pueden ayudarnos

¿Cómo se puede tener una comunicación más cercana con las hadas? Características, hábitos y personalidad de estos seres de luz.

hadas

Qué son las Hadas: Ángeles de la Naturaleza

Las hadas son Seres de Luz que forman parte del reino de los Elementales, que incluye gnomos, duendes, dragones, dríadas, elfos, sílfides, unicornios, salamandras, sirenas y ondinas. Estos seres son muy importantes en la cultura celta, y tienen un papel especial en el cuidado de la naturaleza y en la conexión de los humanos con ella.

Las hadas tienen un cuerpo etérico, lo que significa que no son visibles en la dimensión física como los seres humanos. Sin embargo, tienen una mente física y pueden comunicarse con los humanos a través de la intuición, la visualización y la meditación.

Las hadas son consideradas ángeles de la naturaleza, ya que tienen un profundo conocimiento y amor por la Madre Tierra y todos sus seres. Ellas son responsables de proteger y cuidar la naturaleza, y están muy atentas a las acciones de los humanos hacia ella.

Cómo comunicarnos con las Hadas

Si alguien quiere entrar en contacto con las hadas, es importante tener en cuenta que estos seres requieren respeto y cuidado hacia la naturaleza. Por ejemplo, si estamos cerca de un arroyo y pedimos que las hadas se pongan en comunicación con nosotros, es posible que sintamos la necesidad de recoger los residuos que puedan dañar el medio ambiente.

Las hadas a menudo aparecen en forma de luz blanca o de color, o como muchas luces pequeñas que se mueven rápidamente. Estas entidades transmiten amor, alegría y ligereza, y pueden ayudarnos a tener un enfoque más ligero y positivo en la vida.

A diferencia de los ángeles y arcángeles, las hadas están atadas a la tierra y no tienen la capacidad de estar en varios lugares al mismo tiempo. Sin embargo, se mueven muy rápido y pueden estar en diferentes partes de la naturaleza a la vez.

Las hadas tienen una relación especial con los niños y son los ángeles de la guarda de los animales. Les encanta divertirse y odian la seriedad, y todas las noches, después de la medianoche, se reúnen en círculos o anillos multidimensionales para celebrar y divertirse.

Si necesitas ayuda para aliviar el estrés, encontrar la alegría y la felicidad, o simplemente para sentirte más conectado con la naturaleza, las hadas pueden ser de gran ayuda. Al invocarlas, debemos hacerlo con amor y respeto, y estar abiertos a recibir su amor y luz.

Las hadas también son conocidas por ayudar en el campo de la salud, especialmente cuando se trata de trastornos relacionados con el estrés y la ansiedad. Pueden ayudar a liberar bloqueos energéticos y a equilibrar las energías del cuerpo.

Además, las hadas pueden ser invocadas para mejorar nuestra relación con la naturaleza y con los demás seres vivos. Pueden ayudarnos a conectarnos con la energía de los árboles, los animales y otros elementos de la naturaleza, y a experimentar una mayor sensación de paz y armonía en nuestra vida.

Es importante tener en cuenta que las hadas no son juguetes o seres a los que se les puede controlar o manipular. Debemos tratarlas con amor y respeto, y pedir su ayuda solo cuando realmente la necesitemos.

En resumen, las hadas son seres de luz que forman parte del reino de los elementales, y que pueden ayudarnos a encontrar la alegría, la paz y la conexión con la naturaleza. Si estás abierto a trabajar con ellas, pueden ser una fuente invaluable de amor, apoyo y sabiduría.

Orígenes de las Hadas

Los elementales tienen orígenes celtas, de la tribu Tuatha De Danann, nombre que deriva del creador de los celtas, la diosa Dana.

Después de la caída de Atlantis se trasladaron a Grecia y luego a Irlanda. Tras la invasión de los galos, se vieron obligados a vivir escondidos en el bosque, y hoy en día no son visibles para la mayoría.

Sus escondites (cerca de las colinas) se llaman Sidhe. Debido a la invasión de los galos, las hadas reaccionaron violentamente: de aquí nacieron las leyendas según las cuales los elementales son pérfidos hacia los humanos.

Invítame un cafecito

¡Hola, soy Gabriel Soca! Me encanta hacer este sitio web. Pero si me invitas un cafecito, me gustaría incluso más ¿Sabes por qué? Porque deseo que en un futuro la comunicación de la espiritualidad sea mi actividad principal. Y si me invitas un cafecito, estoy a un cafecito menos de alcanzar ese objetivo.

Estemos en contacto por redes sociales

Si quieres, podemos estar en contacto por redes para conversar sobre espiritualidad e intercambiar memes o libros en PDF.


Entradas relacionadas