Saltar al contenido

Registros Akáshicos y Tarot: una guía para entender su conexión

En este artículo, te cuento cómo estas dos prácticas pueden ayudarnos a conectarnos con nuestra verdadera esencia y obtener orientación en nuestras vidas.

registros akashicos y tarot

Los Registros Akáshicos y el Tarot son dos prácticas antiguas que han sido utilizadas a lo largo de los siglos para obtener guía y sabiduría en cuestiones personales y espirituales. Aunque pueden parecer diferentes a primera vista, hay algunas similitudes fundamentales entre ellas que las conectan de manera profunda.

Pero ante de mencionar las similitudes, comencemos por el principio.

¿Qué son los Registros Akáshicos?

Los Registros Akáshicos son un «archivo universal» que contiene información sobre cada alma y su historial de vidas pasadas, presentes y futuras. Se cree que estos registros están almacenados en un plano espiritual o metafísico conocido como el Ákasha. Los individuos pueden acceder a estos registros a través de meditación o trabajo con un lector de Registros Akáshicos certificado.

¿Qué es el Tarot?

El Tarot es un conjunto de cartas que se utilizan para la adivinación y la introspección. Se compone de 78 cartas, divididas en dos grupos: el mazo de los Arcanos Mayores y el mazo de los Arcanos Menores. Cada carta tiene un significado simbólico y puede ser interpretada de maneras diferentes dependiendo del contexto de la lectura.

¿Cómo se relacionan los Registros Akáshicos y el Tarot?

Aunque los Registros Akáshicos y el Tarot son dos prácticas diferentes, ambas buscan ayudarnos a comprender nuestra verdadera naturaleza y propósito. 

Muchas personas creen que las cartas del Tarot pueden ser utilizadas como una herramienta para acceder a los Registros Akáshicos. Algunos lectores de Tarot utilizan las cartas para ayudar a sus consultantes a conectarse con su sabiduría interior y obtener respuestas a preguntas espirituales y personales.

Además, algunas personas creen que los Registros Akáshicos pueden proporcionar información adicional y contexto para las lecturas de Tarot.

Por ejemplo, si una persona recibe una carta que representa un desafío o un obstáculo en su vida, un acceso a los registros akáshicos puede proporcionar información sobre las causas kármicas o patrones de vida pasadas que contribuyen a ese desafío.

En resumen, la relación entre los Registros Akáshicos y el Tarot es compleja y multifacética. Aunque son dos prácticas diferentes, ambas pueden ser utilizadas juntas para ayudarnos a conectarnos con nuestra sabiduría interior y obtener orientación en nuestras vidas.

¿Qué es el tarot akáshico?

A diferencia del tarot tradicional, en el que el lector interpreta las cartas según su simbolismo y significado, en el tarot akáshico, el lector se conecta con el Ákasha para obtener información específica sobre la pregunta del consultante. El uso de las cartas en este tipo de lectura es más como una herramienta para enfocar la conexión con el Akasha y no como la fuente de la información.

El tarot akáshico también puede incluir la lectura de Registros Akáshicos, que se cree que contienen información detallada sobre nuestras vidas pasadas, presentes y futuras. A través de esta lectura, el lector puede proporcionar información sobre eventos pasados que pueden estar afectando nuestra vida actual, y proporcionar orientación sobre cómo manejar situaciones presentes y futuras.

Es importante mencionar que el tarot akáshico no es una forma de predecir el futuro, sino una herramienta para obtener una comprensión más profunda de nuestra vida y tomar decisiones informadas.

¿Cómo es una sesión de tarot akáshico?

Una sesión de tarot Akashico es similar a una sesión de tarot tradicional en el sentido de que el lector utiliza un juego de cartas de tarot para responder preguntas del consultante. Sin embargo, en una sesión de tarot akáshico, el lector se conecta con los Registros Akáshicos del consultante antes de comenzar la lectura.

En general, el lector pide al consultante que haga una pregunta específica. A continuación, el lector utiliza su conexión con los Registros Akáshicos para interpretar las cartas del tarot y dar al consultante información sobre su pasado, presente y futuro.

La duración de una sesión de tarot akáshico suele variar entre 30 minutos y una hora. Al final de la lectura, el lector puede ofrecer algunos consejos o sugerencias para ayudar al consultante a abordar las cuestiones discutidas.

Invítame un cafecito

¡Hola, soy Gabriel Soca! Me encanta hacer este sitio web. Pero si me invitas un cafecito, me gustaría incluso más ¿Sabes por qué? Porque deseo que en un futuro la comunicación de la espiritualidad sea mi actividad principal. Y si me invitas un cafecito, estoy a un cafecito menos de alcanzar ese objetivo.

Estemos en contacto por redes sociales

Si quieres, podemos estar en contacto por redes para conversar sobre espiritualidad e intercambiar memes o libros en PDF.


Entradas relacionadas